Reencuentro

En uno de los documentales del neurocientifico David Eagleman sobre el Cerebro que echaban esta semana en La 2, se reflexionaba sobre la “realidad”. Es un concepto del que parece innecesario hablar. Todos lo tenemos claro, clarísimo. Pero resulta que, eso “la realidad, no lo es”.

Es “mi realidad”.ScreenShot001-4

Parece ser que “mi realidad” y la de cada uno de nosotros (o quizás debería decir “de vosotros”), la realidad percibida por mi “yo”, es una simulación construida por mi cerebro, empleando para ello toda la información que hemos recibido desde que “somos” -¿desde que nacimos?-, y durante toda nuestra -¿vida? ¿consciencia?, … ¡no se que decir!-, en fin la que “ahora” estamos captando y en los pretéritos y sucesivos “ahoras”.

Y toda esa cantidad de información componen también nuestros recuerdos, que sin duda, son parte fundamental de nuestra  (“mi”) realidad en todo momento.

¿Mande? ¡Vaya Matrix!… ¡Anda léetelo otra vez desde el principio..!

Es filosofía pura y dura, pero también cada vez más, es ciencia que se demuestra y comprueba.

Pero esto va de recuerdos y reencuentros…, y gracias a la insistencia de cierto grupo de whatsapp, “estas realidades del pasado” me han venido al presente.

De filosofía nos hablaban -tuvimos esa suerte los de mi generación- en el colegio. También de ciencia. No tanto del método científico, pero si de Física y Química, y de … Ciencias Naturales. Recuerdo aquellos libros de texto de la editorial S.M. del Bachillerato, de 5º y 6º curso. Todavía andan por casa en alguna caja perdida en el altillo.

Recuerdos… son parte de esa información recibida… y procesada por mi cerebro.

El colegio y sus aulas, laboratorios (que los teníamos) y “los campos” -así llamaban a los solares de tierra que eran para jugar ( al futbol ¡como no! )-, el bachillerato y el COU (y las revalidas de cuarto y sexto, y después … selectividad. ¡uff! ), los profesores, los tutores y los curas o frailes…, y el grupo scout; y  los compañeros, -sobre todos los compañeros- y los amigos de aquellos años de nuestra adolescencia.

Y mucho más, que cuando lo invocas es como si tiraras del ovillo… todo va saliendo. Y vas recreando aquella realidad de entonces…ahora.

Mariano, Cefe, Magister, Mezquita, Garmendia, Marcial, Jusdado, Meseguer, Gonzalo, Paz, Hilario, Ojembarrena, Castro, Correa, Del Rio, Aparicio, Fernando,… Iglesia, … y muchos más. Por el nombre o el apellido… la regla del menor esfuerzo.  Más costaba distinguir al compi del peloton de los “fernandez”, “garcías”, “gómez”, “gonzalez”, lópez”, “martín”,”pérez”, “sánchez” o ”sanz”… que no bastaba con un apellido y o bien te resignabas o recurrías al mote o al diminutivo.

Todos ellos casi inidentificables en esas fotos de las revistas de recuerdo que los padres agustinos de nuestro colegio Valdeluz, editaban con esmero cada año…

¿Y qué tal si nos reunimos? Curiosa experiencia volver a vernos tras toda una vida dispersa en la que apenas nos hemos visto.

Entonces compartimos nuestro tiempo, pero también nuestras ilusiones y proyectos y  también nuestros miedos y zozobras. Y nuestros primeros éxitos y fracasos… ¿Qué habrá sido de todo ello? ¿Cuanto nos habrá cambiado el tiempo, la experiencia y la vida vivida?

Pero somos nosotros, seguimos siendo nosotros… y en poco tiempo nos reconoceremos. Reconoceremos nuestros dejes, nuestras marcas de identidad. Todo aquello que ya entonces éramos.  Estoy seguro.

Son recuerdos deslabazados ahora, tras más de cuarenta años de aparente reposo en algún lugar del altillo cerebral, que en estos últimos días me voy reencontrando a mi mismo, en “mi realidad”actual y que se reforzaran seguro agradablemente -qué fácilmente olvidamos los malos momentos, que también lo habría- en ése programado encuentro.

Acerca de lagarto astuto

Inquieto e interesado en casi todo...
Esta entrada fue publicada en Ciencia, Filosofía, Scouts y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Reencuentro

  1. mntxka dijo:

    De Matrix al hoy, pasando por el Valdeluz sin solución de continuidad. ¡Muy ingenioso! Sí, somos producto de un montón de experiencias donde el colegio es una enorme y, en mi caso, mala. En cambio los scouts, algo extraordinario.
    Por cierto, no tires esos libros , ¡dentro de poco valdrán una pasta!.
    Un abrazo

    • Los conservo con cariño y me gustaría tenerlos más a mano para consultarlos de vez en cuando.
      Por cierto, seguro que no tienes que buscar mucho para encontrar también, buenos recuerdos de esa mala experiencia escolar…
      Saludos.

  2. Futbolmartin dijo:

    Todos tenemos un pasado y las experiencias son distintas . Espero con ganas el esperado reencuentro de personas y del colegio que me marco en muchos aspectos y se guió a lo que después llegue . Saludos 6-A debajo del 7-A. Yo mantengo las cartillas de las notas

    • Saludos Cefe. Sin duda que será una experiencia interesante y enriquecedora sobre la que podremos meditar. En cualquier caso una aventura agradable.
      Yo también conservo aquellas cartillas y alguno de los informes de aquellos test que de vez en cuando nos hacían los psicólogos (o lo que fuesen). Muchos recuerdos los que van aflorando…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .