Dinosaurios

Los dinosaurios……quizás eran más listos de lo que pensamos.

Desde luego fascinantes eran (¿son?) O así al menos se empeña el marketing que todo lo inunda en hacérnoslo ver y si no que se lo digan a mi nieto….(que hasta hace poco los llamaba “pitotauros”, ahora se conoce las especies mejor que yo).

Foto wikipedia.org

Foto wikipedia.org

Seguro que ningún eslabón de la evolución de los seres vivos ha ocupado más información (más “memes”) en la historia. En la de la humanidad claro, de qué otra podría hablar. Es en esa mente colectiva que la historia nos va construyendo, en dónde aparecen esas múltiples referencias a aquellos seres desaparecidos y que desde hace apenas un par de siglos el colectivo humano se empeña en recuperar, “renacer”, “revivir”, hasta el punto de que nuestros infantes, probablemente se planteen jugar con uno “de verdad”.

Al hilo de esta reflexión de final de año, y después de uno sabático (en este blog), recuerdo haber leído esto que copio a continuación en un libro de R. Dawking.

“Especialmente hermoso en conexión con esto es el caso de los dinosaurios gigantes, cuya espina dorsal tan larga imponía una distancia conveniente entre el cerebro y las enormes extremidades posteriores, asiento de buena parte de las acciones del animal. La selección natural resolvió el problema con un segundo “cerebro” ( un ganglio nervioso engrosado) en la pelvis:

Contemplad al poderoso dinosaurio,
famoso en el acervo prehistórico,
no sólo por su poder y fuerza,
sino por su largueza intelectual.
Observareis por esos restos
que la criatura tenía dos cerebros,
uno en la cabeza (el sitio usual)
y el otro en la base espinal.
Podía así razonar a priori
tanto como a posteriori.
Si un problema le importunaba
de la cabeza a la cola lo solucionaba.
Así de sabio era, así de sabio y solemne,
cada pensamiento ocupaba sólo una columna espinal.
Si un cerebro cedía a la presión
de unas ideas a otras pasaba.
Si algo escapaba a su menta delantera
lo recataba la trasera,
y si caía en el error por delante
tenía una ocurrencia salvadora por detrás.
Como se los pensaba dos veces antes de hablar
ningún juicio tenía que revocar.
Así podía pensar sin congestión
ambas caras de cada cuestión.
Oh, fijaos en esta bestia modelo,
difunta hace diez millones de años al menos.”

Bert Leston Taylor (1866-1921)
Columnista americano.

(Página 260 del libro de Memorias de Dawkins y también los cita en una nota del libro de Evolución.)

Anuncios

Acerca de lagarto astuto

Inquieto e interesado en casi todo...
Esta entrada fue publicada en Ciencia, Filosofía y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Dinosaurios

  1. mntxka dijo:

    Gracias José, muy interesante y con el toque abuelil de meter a tu nieto (ays….).

    Por cierto, sabes que a los humanos nos pasa algo parecido, tenemos una acumulación nerviosa especial en el corazón y el estómago, para descentralizar algunas funciones del cerebro. Tal vez eso de pensar con el corazón y el estómago no sea tan acientífico.

    Un abrazo

    • José con seguidores tan fieles como tu, da gusto y la dedicación bloguera se ve recompensada. Gracias.
      Desde luego que es totalmente cierto al menos lo de pensar con el estómago. Y si no que me digan algo mi. Feliz 2016.

      • mntxka dijo:

        Hola Jose…¡llegó tu hora! te toca entrar en mi blog, jeje. Está en fase beta, así que ruego tus comentarios critico/amistosos. ¿Se navega bien? ¿se ven bien las imágenes? ¿la estructura es clara? sugerencias…

        https://imagenesypalabrasdelmundo.wordpress.com

        Un abrazo y disfruta de un 2016 lleno de playas y nietos

  2. José Ramón dijo:

    Resulta interesante la obsesión que tiene la sociedad norteamericana por los dinosaurios carniceros, tipo T-Rex o velociraptores, olvidando quizas otros dinosaurios igualmente curiosos pero con una dieta más vegetal. En fin será cosa del liberalismo económico.

    • Muy interesante tu comentario. Sin duda daría para sesudos estudios sociológicos sobre el estilo de vida y el modelo “made in usa” que nos bombardea desde Hollywood.
      Desde luego mi nieto los diferencia claramente: los que comen hierba y los que comen “dinosaurios pequeños” y no me queda claro que prefiera a los segundos.
      Desde luego fascinantes todos ellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s