Plenitud: Hechizo y Contacto

Plenitud, según el diccionario: 1. f. Totalidad, integridad o cualidad de pleno./ 2. f. Apogeo, momento álgido o culminante de algo.

En esa línea, yo hablaría de “sensación de plenitud”. Ese estado en el que no se puede pedir más…. ¡sólo que se prolongue!

Ese estado o sensación de completo bienestar será sin duda “solo” la fórmula magistral, de la combinación de hormonas endorfinas liberada al torrente sanguíneo…

Pero sea lo que sea, es de eso de lo que quiero hablar aquí, y concretamente de dos situaciones en las que se puede alcanzar.

Varias son las formas en las que se incentiva la liberación de endorfinas, básicamente comiendo (ciertos alimentos más que otros), haciendo ejercicio (cuanto más… mejor) y relacionándonos. Esta última manera no engorda ni te puede lesionar, y desde luego tiene poco riesgo de efectos secundarios (¡aunque no cero!).

Entrando en materia, podría haber titulado esta parrafada simplemente: Hechizo… y contacto.

Hechizo

1. m. Atracción misteriosa e irresistible que producen sobre alguien los encantos de una persona o de una cosa.

Hechizo, embrujo, embelesamiento, arrobo, … O en términos, quizás, más técnicos : sintonía…, sincronía…

Es esa sensación que raras veces, pero algunas veces en nuestra vida nos alcanza, sucede, ocurre… de forma no planificada.

Miradas hechizantes... 1993

Hechizo: No dejéis de mirar “esas miradas”…

Quizás sea necesario estar un poco “achispado” (¡ o no !) pero… a veces, ésas veces, te encuentras con una persona con la que desde un primer instante tienes una sensación, en la relación, que es singular, como… más fácil, agradable, sintonizada,… y con la clara impresión de que es una situación bidireccional, … que es una sensación compartida, y eso sin necesidad de mediar palabra al respecto.

Aquella camarera que nos atendió en el restaurante, el compañero del grupo de trabajo en aquél curso, o la chavala con la cruzamos y mantuvimos la mirada en el vagón de metro durante cuatro estaciones … (¡y no te atreviste a seguir!)

Quizás dure solo un rato…. pero … ¡ a lo mejor no ! Es un “hechizo”.

En la mayoría de los casos nunca lo sabremos…. pues seguramente nunca tendremos una nueva ocasión de encuentro.

Pero…

¿Y si esa nueva ocasión se da? ¿Volveríamos a sentirnos “sintonizados”?

De cualquier manera es una experiencia muy gratificante… de plenitud grande.

Un “subidón”.

¿Cuando la próxima?

Contacto

Y siguiendo con lo mismo, otra forma de relacionarnos es mediante el contacto, la proximidad física, el abrazo…. algo que en la actualidad, en general nos asusta e incluso atemoriza.

Pero es importante, muy importante que nos toquemos, que nos abracemos… que abracemos mucho más…

Abrazo

Y para cuidar la reputación “intelectual” de este blog…😉😉, dejo aquí dos referencias cinematográficas relacionadas.

En una de las últimas escenas de la película “Soldados de Salamina” dirigida por David Trueba (sobre la novela de Javier Cercas) en 2003, el personaje del viejo soldado republicano que interpreta el actor Joan Dalmau, al despedirse de la escritora, que interpreta Ariadna Gil, en la residencia de ancianos, le pide inesperadamente que le abraze, diciéndole que ¡“hace más de 30 años que nadie me abraza” !

También quiero citar otra película española de ese mismo año 2003, igualmente basada en una novela previa “La luz prodigiosa” dirigida por Miguel Hermoso en la que el protagonista, ya mayor, interpretado por el actor Alfredo Landa manifiesta igualmente el cariño hacia el anciano mendigo y demente, que Nino Manfredi representa, sin evitar el contacto humano, tan necesario, tan reparador.

Ambas son interesantes películas, que vi recientemente y que me hicieron valorar lo importante y fácil que es sentirse “pleno” cuando abrazamos o tomamos la mano o echamos el brazo por encima de las personas, y con ellas, con las que nos relacionamos, familiares, amigos, compañeros…

No dejemos de abrazarnos… y ¡hagámonos activistas!

Anuncios

Acerca de lagarto astuto

Inquieto e interesado en casi todo...
Esta entrada fue publicada en Familia, Filosofía y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Plenitud: Hechizo y Contacto

  1. mntxka dijo:

    He aquí el modo en que un ingeniero, intelectual, educado en la austeridad castellana y en la impasibilidad varonil, aborda las emociones. Influenciado, sin duda, por la histórica experiencia de la cena de la noche anterior, plena de dos de las tres fuentes de felicidad mencionadas. Un abrazo

    • Efectivamente Jose, …. ¡tenemos que hacer más deporte!
      (De eso de la austeridad y la impasibilidad…. tenemos que hablar más despacio….😉😉), y del encuentro ya escribiré algo..).
      Como siempre gracias por tu comentario.

  2. Silvia dijo:

    Preciosa entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.